Las organizaciones y asociaciones feministas del 7NMadrid denuncian el trato vejatorio que Susana Guerrero está sufriendo en su proceso judicial y llaman a la sociedad al acto del 7 de mayo en Colón

¿Qué está pasando con el trato a las mujeres víctimas de violencia de género y con los menores que sufren abusos en los juzgados de nuestro país?, se preguntan preocupadas las asociaciones y organizaciones feministas del 7NMadrid y hacen un llamamiento a la sociedad para apoyar a Susana Guerreo el día 7 de mayo a las 12h en Colón, en el marco de la celebración de los seis meses del 7N.

Las asociaciones de mujeres pertenecientes a la plataforma 7NMadrid, advierten del trato vejatorio que Susana Guerreo, la madre que esconde a su hija para evitar entregarla a su progenitor porque sospecha de sus abusos, está sufriendo en su proceso judicial; y convocan a la sociedad al acto del 7 de mayo para apoyarla. Varias asociaciones de mujeres, presentes durante la celebración del juicio, han sido testigo de la violencia secundaria y trato despectivo que Guerrero ha sufrido en los juzgados, al igual que muchas mujeres cuando denuncian la situación de violencia de género que soportan. Una tendencia que preocupa mucho a las organizaciones feministas.

7NMadrid

“No entendemos cómo se puede haber dado la custodia a un padre que tuvo a esa hija como fruto de los continuos abusos a la madre, cuando era menor de edad, un hombre que además está condenado por violencia de género. Esperamos que la Audiencia revoque la decisión del juzgado nº5 de Talavera de la Reina y no de la custodia a un maltratador”, aseguran.

Con motivo de la celebración de los seis meses del 7N, las asociaciones que formaron parte de este movimiento, vuelven a convocar un acto de lucha contra la violencia de género para analizar y visibilizar la situación real de las mujeres maltratadas, y además convertir el acto en apoyo a Susana Guerrero.

“Es sumamente alarmante el trato que Susana Guerrero está recibiendo en los juzgados, volviendo a maltratarla, esta vez desde la institución judicial que debería protegerla”, afirman las asociaciones y organizaciones feministas del 7NMadrid. Un hecho que les preocupa porque aseguran, deja en un estado de total indefensión a la mujer víctima de violencia de género, pero también a sus hijas e hijos. Y es que el caso de Susana Guerrero es especialmente preocupante por la situación que sufre su hija. Por esto, estudian presentar quejas al Consejo General del Poder Judicial, al Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género y al defensor del menor por el trato que está sufriendo tanto la madre como la hija.

Susana Guerrero ha tenido una vida tormentosa. Creció sin estabilidad, lo que dio lugar a que un matrimonio se interesa por ella y su situación, y empezaran a compartir demasiado tiempo, tiempo que aprovecha el marido del matrimonio para abusar sexualmente de ella, siendo una niña. La Policía, que sospechaba de los largos periodos que pasaba la menor en la casa del matrimonio, abre una investigación y a través de un examen en el hospital, se constatan las agresiones sexuales. Hecho por el que el agresor fue a prisión provisional, y por el que finalmente no se le juzgó debido a que Susana Guerrero, víctima de esos abusos sexuales y menor de edad, no se atrevió a ratificar las agresiones. Fue a los 17 años, cuando uno de esos abusos ejercido por el citado agresor y ya habituales en la vida de Susana Guerrero, la deja embarazada.

A esas agresiones se le sumaron los malos tratos físicos, y es en 2008 cuando Susana Guerrero le denuncia por violencia de género. El agresor reconoce ante el juzgado nº 5 de Talavera de la Reina los hechos, por los que es condenado con la correspondiente rebaja de pena por el reconocimiento de los mismos.

La pesadilla de Susana Guerrero todavía sigue con una segunda parte aún más dura si cabe, esta vez la víctima es también su hija. En los periodos de visitas con el padre, condenado por maltratador y encarcelado por abusar sexualmente de una menor – recalcan las organizaciones y asociaciones feministas y de lucha contra la violencia de género -, varias pediatras, en distintos años, tras exámenes y entrevistas con la menor, activan protocolos de malos tratos por agresiones físicas y abusos, a los que se suma una denuncia de los padres de Susana Guerrero por abusos hacia la niña, y a la de otra institución que también interpuso al agresor por abusos a otra menor distinta. Todas las denuncias terminaron en el mismo juzgado y se archivan con resultado negativo para Susana Guerrero, que ha terminado siendo condenada por “denuncia falsa” por la acusación a la mujer del agresor, un proceso que ella nunca interpuso, según asegura la interesada. Es en 2014 cuando Susana Guerrero sí interpone una denuncia contra el padre de su hija con los diversos informes que tiene, que reconocen que su hija está siendo víctima de abusos sexuales y agresiones físicas, a la que aporta los reiterados abusos que sufrió ella cuando era menor de edad.

Ante esta situación, esta madre desesperada decide proteger a su hija y no llevarla con su padre, incumpliendo así el régimen de visitas. Un hecho que ha propiciado que la jueza haya dictado sentencia otorgando la custodia al padre de la niña. “La castigan por proteger a su hija de posible abusos. Dónde quedan los derechos de esa madre, y los de la menor”, se preguntan desde las organizaciones y asociaciones en lucha por la erradicación de la violencia de género.

“Aunque la situación de Susana Guerrero es inadmisible, intolerable e incalificable, lo que más nos alarma es la situación de indefensión que sufre esta menor, cuya custodia está concedida a un padre denunciado por presuntos abusos sexuales y malos tratos a la niña, un padre que estuvo en la cárcel por abuso sexual a su madre cuando era menor, y condenado también por maltratarla. La misma jueza que le condenó por violencia de género, ahora ha sentenciado que debe tener la custodia de su hija, ante el incumplimiento del régimen de visitas por parte de la madre. Nos preguntamos cómo en una sociedad como la nuestra se puede dar la custodia de un menor a un padre condenado por malos tratos que ha estado en la cárcel por abuso sexual a la madre cuando era menor, y sobre el que existe sospecha por abusos y malos tratos hacia la niña de la que se le ha dado la custodia, a la espera de la decisión de la Audiencia”, informan desde las plataformas de lucha por la igualdad y en contra de la violencia de género.

Numerosos informes no le han servido de nada a Susana Guerrero, a la que no se le han comunicado autos, se le ha condenado en base al SAP (Síndrome de Alienación Parental) que está rechazado por el Comité científico y no está reconocido por ninguno de los dos tratados de diagnóstico, ni el europeo (CIE‐10), ni el americano (DSM-5); además ha sido detenida y metida en el calabozo, insultada, humillada, tachada de “inestable mental” y finalmente condenada “por mala fe y por dilación de proceso” y recientemente por “denuncia falsa”. Ha informado en numerosas ocasiones las irregularidades que está sufriendo: ya en 2012 la jueza, que ha concedido la custodia a un padre condenado de malos tratos, le dijo directamente a Susana Guerrero, tal y como ella afirma, “que se iba a encargar de quitarme la custodia”, y más de 40 testigos pudieron comprobar la violencia secundaria que sufrió en el último proceso judicial. Prácticamente no la dejaban hablar, denuncian desde las plataformas feministas.

“Tenemos que luchar porque este tipo de situaciones no se produzcan y que jamás una víctima ni un menor quede desprotegido. Pero la realidad es que casos como el de Susana Guerrero se repiten en innumerables ocasiones en todos los puntos geográficos de España” insisten.

Dentro del todo el apoyo que está recibiendo Susana Guerrero, con mujeres que van al juzgado con ella para acompañarla y asistir al juicio, hay una recolecta para hacer una bolsa de resistencia ante posibles multas a las que la puedan condenar. Y este sábado, en el marco de la celebración de los seis meses del 7N, se celebra en Colón a las 12h un evento de apoyo a Susana Guerrero y su hija.

“Han acabado con la vida de mi hija y la mía” afirma abatida Susana Guerrero, que tiene la esperanza de que la Audiencia no siga con esta tónica y no le quite la custodia.

Uso de cookies

Para poder ofrecer los servicios de la web: www.separadasydivorciadas.org y poder administrar la página, FEDERACIÓN DE ASOCIACIONES DE MUJERES SEPARADAS Y DIVORCIADAS (FAMSD) y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en dicha web, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Solo si nos autoriza a guardar las cookies en su ordenador, le será permitido navegar por la página web de FEDERACIÓN DE ASOCIACIONES DE MUJERES SEPARADAS Y DIVORCIADAS (FAMSD) y ver toda la información y servicios. Consulte la política de cookies pinchando en el el enlace. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.http://www.separadasydivorciadas.org/wordpress/?page_id=173 ACEPTAR

Aviso de cookies