Ingresa en prisión el tío de la niña de ocho años asesinada en Sabiñánigo (Huesca)

Iván Pardo Pena, de 33 años, tío (hermano de su padrastro) de Naiara, la niña de ocho años fallecida el pasado viernes a causa de una paliza, ha ingresado este domingo en la cárcel de Zuera (Zaragoza) tras pasar la noche del sábado en los calabozos de la Guardia Civil de Jaca.

Después de prestar declaración durante unas cuatro horas, la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Jaca, que ese día estaba de guardia, ha decretado su ingreso en prisión comunicada y sin fianza por un presunto delito de asesinato.

Al parecer, en su declaración ante la juez habría reconocido ser el autor de la paliza a su sobrina, aunque no explicó los motivos.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Jaca, encargado de continuar la investigación, mantiene secretas las actuaciones, por lo que oficialmente nada ha trascendido sobre las causas de la muerte de la niña, que revelaran la autopsia.

También han prestado declaración ante la juez de guardia de Jaca dos menores, al parecer primas de la niña, que en el momento de los hechos se encontraban en la vivienda.

Las investigaciones apuntan a que, además de las contusiones ocasionadas por la brutal paliza, Naiara también tenía signos de tortura y marcas de ataduras en las muñecas y tobillos.

Una prima de la víctima, que se encontraba en la casa el día de la paliza, habría asegurado a la juez que el tío mantuvo encerrada a Naiara durante tres horas en una habitación.

Según publica el Heraldo de Aragón, las pruebas radiológicas practicadas a la niña en el hospital Miguel Servet de Zaragoza revelaron lesiones antiguas que parecen apuntar a un caso de malos tratos continuados. De hecho, la menor tenía una fractura de tibia de la que no constan reseña médica o de asistencia.

Además, presentaba costras en las rodillas, lo que hace sospechar a los médicos e investigadores que Naiara pudo haber sido obligada a pasar mucho tiempo en el suelo con las piernas dobladas.

Fuente: El mundo