Castellón: 16 mujeres asesinadas por sus parejas en 15 años

  • Un hombre que defendió a su nieta, el payaso Boni, y un niño de Vila-real, elevan a 18 las víctimas por violencia machista en la provincia
  • El Gobierno activó el registro en 2003 cuando empezó a contabilizarse la muerte de mujeres a manos de hombres

Eva B., la mujer de 35 años, asesinada, al parecer, a manos de su novio en Borriol cierra, hasta el momento el trágico balance de 18 víctimas de la violencia machista y de género en la Castellón en los últimos 15 años.

Desde 2003, año en el que el Gobierno activó el registro de muertes violentas en el ámbito de la violencia doméstica y de género, esta lacra se ha ensañado en la provincia: 16 mujeres han sido asesinadas a manos de sus parejas o ex parejas.

A la negra lista se suman, además, un hombre en la Marjaleria de Castellón –el payaso ‘Boni’– quien perdió la vida en marzo del año pasado a manos de la ex pareja de su hijastra, y un niño en Vila-real, a quien su padre apuñaló junto a su madre antes de suicidarse, en 2013.

Las fallecidas son tanto españolas como mujeres que habían recalado en Castellón en busca de una vida con mejor futuro que les cortó de cuajo su marido, su compañero sentimental o quien no supo respetar que ellas habían decidido poner fin a su relación.

A falta de dar con el paradero del presunto autor de la muerte de Eva B., un vecino de Borriol de 40 años y con antecedentes por malos tratos a una anterior pareja para poder acabar de esclarecer la causa del fallecimiento, los celos han aflorado en la práctica totalidad de los crímenes machistas.

Esa fue, la razón que llevó a un joven de 28 años de Vila-real a provocar la impactante muerte de Andrea Carballo estrellando su coche contra una gasolinera de Benicàssim. Ocurrió el pasado 23 de diciembre, la víspera de Navidad, en la que después de secuestrar a la joven, salió a la carretera y acabó colisionando con gran violencia el turismo contra un surtidor de carburante. Los dos jóvenes fallecieron en el acto como consecuencia del impacto.

2018 no está siendo el único año negro con dos víctimas de la violencia machista en esta provincia. También se registró la muerte de dos mujeres en los años 2006, 2007, 2009, 2010 y más recientemente en 2017. Ese año Katharina fue tiroteadapor su marido, quien se desplazó desde Alemania. El hombre tras disparar a su mujer que se había refugiado en Vinaròs, en casa de unos familiares, se suicidó.

En 2016 falleció Cristina, una mujer húngara que residía en Benicàssim. El marido tras degollarla hirió de gravedad a sus dos hijos de 13 y 11 años.

Fue en 2013 cuando, al parecer los problemas económicos familiares llevaron a un vila-realense a acabar con la vida de su esposa, María Rosario Sempere y del hijo de ambos, para a continuación suicidarse tirándose por el balcón.

Esther Ortí fue localizada emparedada en una casa de campo en Amposta (Tarragona) en 2011, tras haber sido golpeada y degollada por su marido en un almacén de Vinaròs, como admitió ante la Guardia Civil.

Un año antes, falleció Teresa Escrig, a quien su esposo descerrajó su escopeta con la que a continuación se quitó la vida. Ocurrió en Atzeneta, el pueblo natal del matrimonio que no logró sobreponerse por las muertes violentas que se atribuyeron a la depresión que sufría el hombre. En Moncofa murió Rosario García apuñalada por su ex pareja delante de su bebé. El hombre logró salvar la vida tras tirarse desde una azotea.

También en 2009 la violencia machista golpeó dos veces a la capital de La Plana. María Gozalbo fue asfixiada delante del hijo de 3 años que había tenido con su asesino, al que condenaron a 20 años de prisión. Por su parte, Fabiola Pulgarín fue estrangulada por su marido en la Magdalena de ese año.

La castellonense Rocío López Agredano murió en Valencia en 2008. Fue su novio quien le asestó varias puñaladas antes de intentar degollarse. Salvó la vida y en el juicio cuando intentó culpar a la víctima de intentar agredirle, el juez le recordó que tenía denuncias previas por malos tratos de su anterior pareja.

En 2007 murió degollada por su marido Crina Lucia en Burriana. El hombre que tenía ya una orden de alejamiento intento también suicidarse como sí logró acabar con su vida un recién casado en Cabanes. Mató con una escopeta a su mujer en la caso de ambos y después se disparó.

Fue en 2006, al igual que en Segorbe, donde un anciano de 88 años, Francisco López, asestó varias puñaladas a su mujer, Concepción Gurrea, muy enferma. Este caso se incluyó en el registro de violencia machista, como se vino haciendo con las víctima registrada en 2003, cuando empezó a contabilizarse la muerte de mujeres a manos de hombres.

En Castellón no ha habido que lamentar víctimas los años 2004, 2005, 2012, 2014 y 2015, según el registro oficial del Gobierno.

Fuente: El Mundo

Uso de cookies

Para poder ofrecer los servicios de la web: www.separadasydivorciadas.org y poder administrar la página, FEDERACION NACIONAL DE ASOCIACIONES DE MUJERES SEPARADAS Y DIVORCIADAS (MADRID) y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en dicha web, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Solo si nos autoriza a guardar las cookies en su ordenador, le será permitido navegar por la página web de FEDERACION NACIONAL DE ASOCIACIONES DE MUJERES SEPARADAS Y DIVORCIADAS (MADRID) y ver toda la información y servicios. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte la política de cookies de la web de FEDERACION NACIONAL DE ASOCIACIONES DE MUJERES SEPARADAS Y DIVORCIADAS (MADRID) Consulte la política de cookies pinchando en el enlace política de cookies. Pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies