Asociaciones de mujeres avisan de que no habrá cambios en violencia de género mientras sólo se aplique el 40% de la ley

La falta de desarrollo de la Ley Integral contra la Violencia de Género, aprobada en 2004 y los problemas de interpretación de la misma por parte de jueces y fiscales, son, para la presidenta de la Asociación de Separadas y Divorciadas, Ana María Pérez del Campo, algunas de las principales causas por las que el año 2016 está registrando cifras récord en asesinatos de mujeres a manos de sus parejas o exparejas.

Pérez del Campo, que ha comparecido este jueves 23 de febrero en el Congreso en el marco de la subcomisión para un Pacto de Estado por la Violencia de Género, ha explicado que “sólo se está aplicando un 40 por ciento” de esta ley y, a su juicio, con este dato “no se puede pretender que cambien”.

En este sentido, ha defendido una “ley transformadora” que no mezcle todas las violencias que se realizan contra las mujeres. “Hay que ir al origen y luego llevar al código penal todas los demás maltratos porque si se mete en un texto todo lo habido y por haber no funciona nada”, ha señalado la presidenta de la asociación a los medios.

MÁS FORMACIÓN PARA UNA MEJOR INTERPRETACIÓN

Del mismo modo, ha destacado la necesidad de mejorar en la interpretación de la norma por parte de jueces y fiscales, para los que ha pedido formación, al igual que para otros profesionales que están implicados en el proceso de las víctimas, como médicos y enfermeros.

Pérez del Campo ha reconocido que quedan “muchas cosas por hacer” y ha mostrado su preocupación por que España, “un país que ha acabado con el terrorismo de ETA, no pueda con el terrorismo de género”. En este sentido, ha pedido al Gobierno que “vaya más allá” con los asesinos de mujeres que, a su juicio, ahora son conscientes de que “matar a una mujer sale muy barato”.

La presidenta de la Asociación de Divorciadas y Separadas ha lamentado que este problema lleve años intentando solucionarse “empezando por el tejado” y asegura que tiene esperanzas en el Pacto de Estado. “Esta es una materia muy complicada”, ha concluido.

Fuente: Cuatro