Un total de 765 niños quedaron huérfanos en España por culpa de la violencia machista

24 junio, 2020
RECORTES IRPF FEDERACIÓN DE SEPARADAS Y DIVORCIADAS

Fuente: EL MUNDO

El Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha hecho público este miércoles un informe estadístico que analiza los crímenes machistas ocurridos en España entre enero de 2003, fecha en la que empezaron a contabilizarse las mujeres muertas a manos de sus parejas o ex parejas, y el 20 abril de 2019, día en que fue asesinada la víctima número mil.

El estudio confirma que la maternidad es una de las circunstancias que aumentan el riesgo para las víctimas de violencia de género. Tres de cada cuatro mujeres asesinadas entre 2003 y 2019 (el 75,2 %) eran madres y en la mitad de los casos (49 %) los hijos eran menores de edad. Las mil mujeres asesinadas dejaron huérfanos a 765 menores, de los que 499 eran hijos o hijas del agresor y los 266 restantes, fruto de relaciones anteriores o posteriores de la víctima, según la documentación analizada.

Además, el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, que preside María Ángeles Carmona, pone de relieve que poco más de la cuarta parte de las mil mujeres asesinadas durante el periodo de tiempo analizado había denunciado a su agresor. No obstante, el porcentaje de casos con denuncia previa ha ido aumentando con los años ya que oscilaba entre el 15,8 % de 2005 y el 34,5 % registrado en 2014.

Por otro lado, el análisis del CGPJ evidencia que la convivencia con el agresor es otro de los factores que aumentan el riesgo para la vida de las víctimas, ya que el 60,5 % de las mil mujeres asesinadas mantenía la convivencia con su verdugo en el momento en que ocurrieron los hechos.

75% de asesinatos en el domicilio

Asimismo, el estudio refleja que el lugar en el que con mayor frecuencia se producen los asesinatos es el domicilio. En el periodo analizado, el 75 % de las muertes ocurrieron en el interior de un domicilio, tratándose de la vivienda compartida entre víctima y agresor en el 70 % de los casos. Durante esos 16 años y cuatro meses hubo un asesinato machista cada semana y una media de 61,3 víctimas mortales cada año.

“Si comparamos el promedio anual de víctimas mortales pasaron de 68,3 mujeres asesinadas cada año entre 2003 a 2010 a 54,4 entre 2011 y 2019. Este dato nos permite albergar cierta esperanza y muestra que en España se está trabajando en la dirección correcta pero al mismo tiempo, nos indica que no podemos bajar la guardia”, ha subrayado Ángeles Carmona.