Organizaciones feministas advierten de la relación “causa-efecto” del “negacionismo” de Vox y el aumento de asesinatos machistas

FUENTE: PÚBLICO

Varias organizaciones de mujeres han avisado este viernes, 20 de septiembre, de la “clara relación causa-efecto” entre el mensaje “negacionista” de Vox sobre la violencia de género y el aumento de las mujeres asesinadas por sus parejas y exparejas.

Esta es la advertencia que han lanzado los colectivos feministas en una rueda de prensa convocada para declarar este ’20S’ la ’emergencia feminista’ y secundar las movilizaciones que se han convocado en centenares de ciudades y municipiosespañoles ante la “barbarie” que reflejan los datos.

Vemos una clara relación causa-efecto entre el discurso negacionista de la violencia de género con el incremento de víctimas mortales“, ha señalado la presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas. Según ha defendido, la “legitimación” del discurso desde las instituciones y entre los responsables políticos “evidentemente se traduce” en un incremento en el número de asesinadas.

Besteiro ha explicado que estos mensajes que niegan esta violencia los reciben las víctimas, pero también “los perciben los agresores”. “Todo el esfuerzo que llevamos realizando desde la sociedad para que los agresores se perciban a sí mismos como delincuentes, que su acción no está legitimada por el patriarcado, se rompe y se destruye desde el momento en que irrumpen fuerzas políticas con el apoyo de otras fuerzas políticas que les admiten y no niegan este discurso y no lo rechazan”.

De hecho, ha apuntado que el discurso negacionista “da pábulo” a los maltratadores “para reafirmarse en su posición” y “no sentir” que sus acciones violentas son “rechazables”. 

“La conducta negacionista es un insulto para las organizaciones de mujeres en general, para las feministas en particular y también para las propias víctimas”, ha añadido Besteiro, que ha alertado de que la entrada de un partido como Vox en las instituciones está condicionando los medios y recursos que se destinan a la atención de las mujeres víctimas de violencia machista y de sus hijos.

La reacción viene motivada por la última acción de Vox en el Ayuntamiento de Madrid, donde este pasado jueves boicotearon el minuto de silencio por la última víctima de la violencia machista registrada en la capital. Representantes del partido ultraderechista se desmarcaron del acto oficial y se manifestaron tras una pancarta en la que se podía leer “la violencia no tiene género” y volvían a enarbolar el término de violencia “intrafamilar”. En el acto, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, recriminó al representante de Vox, José Ortega Smith, su actitud, pero recalcó que él tampoco compartía la “ideología de género” ni el “feminismo del 8 de marzo“.  

“No vamos a parar”

En rueda de prensa, un nutrido grupo de organizaciones feministas afirmaron que  no cejarán en su lucha por la defensa de la igualdad, a pesar del “gravísimo retroceso” en los derechos de las mujeres y el aumento de los asesinatos machistas, y que llenarán las calles y batallarán mientras sea necesario.

“No vamos a parar”, “seguiremos llenando las calles”, “batallaremos donde haga falta para no dejar a ninguna mujer sola o desprotegida, nos va la vida en ello“, han aseverado en un manifiesto más de 70 organizaciones feministas que se unen a las movilizaciones de “emergencia feminista” convocadas en decenas de ciudades españolas este viernes por la tarde.

Las organizaciones firmantes han denunciado que haya políticos negacionistas de la violencia machista, “el principal y universal terrorismo de nuestros días“, que está teniendo “un coste insoportable para la vida de las mujeres”.

“Daremos la lucha, daremos la batalla y callaremos la voz de los que mienten, de los que falsean la realidad, de los que dicen que las mujeres que luchamos por la vida de las mujeres y por la igualdad somos feminazis”, ha subrayado la presidenta de la Federación de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas, Ana María Pérez del Campo

Esta semana, en menos de 48 horas, cuatro mujeres han sido asesinadas y cuatro menores que presenciaron los asesinatos han quedado huérfanos. Sin embargo, sólo dos de las mujeres asesinadas formarán parte de las estadísticas que elabora el Gobierno sobre la violencia de género. Ni la excuñada ni la exsuegra del autor de los crímenes de Valga, Pontevedra, (que las acribilló junto a su expareja en el mismo acto violento) serán contabilizadas como víctimas de esta violencia.

Sobre este tema, algunas de las organizaciones presentes en la rueda de prensa han exigido que se cumpla lo acurdado en el pacto de Estado contra la violencia de género en el Congreso hace ahora dos años y que se contabilicen de una vez a todas las víctimas de la violencia machista.

Según las cifras oficiales que recopila la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, en lo que va de año han sido asesinadas un total de 42 mujeres, un número superior a las 36 que fueron asesinadas en el mismo período de 2018. Un caso está aún bajo investigación. Entre enero y septiembre, un total de 32 menores han quedado huérfanos y tres menores han sido asesinados por sus padres o las parejas de sus madres.