Se incrementan las llamadas por violencia de género durante el confinamiento por el coronavirus

19 abril, 2020

Fuente: EL MUNDO

Las llamadas crecen un 47% respecto a 2019, siendo el régimen de visitas de menores y los cambios de domicilio las principales dudas.

Se realizan más consultas al 016 por violencia de género, pero el número de denuncias ha disminuido claramente durante el estado de alarma decretado por el coronavirus. Así lo ponen de relieve los datos facilitados por el Ministerio de Igualdad y manejados en las últimas semanas por la Fiscalía General del Estado y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Convivir 24 horas al día con tu agresor es un factor que puede incrementar el riesgo de violencia machista y dificultar la presentación de denuncias. Lo más preocupante a ojos de los expertos es que ese descenso claro en las denuncias durante la pandemia no conlleva automáticamente una disminución de los episodios de violencia contra la mujer. De hecho, el domicilio familiar fue el escenario del 83,3% de los casos de asesinato de mujeres a manos de sus parejas o ex parejas en el año 2018.

“Este menor número de denuncias se puede deber a que estén bajando los quebrantamientos de las medidas de alejamiento por el confinamiento o porque las mujeres que viven con su maltratador les cuesta más dar ese paso de denunciar la violencia precisamente porque están siendo controladas continuamente por el agresor en estos días”, explica a EL MUNDO María Ángeles Carmona, presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del CGPJ.

Según los últimos datos facilitados por el Ministerio de Igualdad, las llamadas al 016 aumentaron un 47,3% en la primera quincena de abril respecto al mismo periodo de 2019. En estos 15 días del estado de alarma, el número de llamadas registradas fue de 4.042, mientras que ese mismo periodo de 2019 se recibieron 1.298 llamadas menos.

Pero si la comparativa se establece con la primera quincena del mes de marzo pasado -el estado de alarma se decretó el día 14 marzo-, las llamadas al 016 se han incrementado un 48%.

INTERÉS POR LA CUSTODIA DE MENORES

“Este aumento se debe también a muchas dudas planteadas sobre los menores en cuanto al cumplimiento del régimen de visitas, como si se podía cambiar de domicilio o no durante el confinamiento”, apunta Carmona, quien recuerda que los casos de violencia de género han sido declarados como un servicio esencial de la Administración de Justicia, que por lo tanto no se ha visto suspendido durante el estado de alarma.

Precisamente, el cómo afectaba a los más pequeños este confinamiento en casos de violencia machista fue uno de los temas que suscitó mayor inquietud en la Fiscalía General del Estado, donde se recopilan semanalmente informes sobre esta materia a través de las fiscalías especializadas.

Sobre el régimen de visitas de menores en casos de violencia de género, la fiscal de Sala Delegada contra la Violencia sobre la Mujer, Pilar Martín Nájera, estableció que debía prevalecer el interés superior del menor “garantizando su salud” y “no exponiéndolo innecesariamente a situaciones de contagio”, debiendo suspenderse durante el confinamiento aquellas visitas de los progenitores que fueran sin pernoctación.

Asimismo, fuentes fiscales consultadas por este periódico coinciden en que, pese a no disponer de datos definitivos en estos momentos, sí se ha observado que hay una “disminución importante” del número de denuncias durante el confinamiento.

AUMENTA LA ATENCIÓN PERSONALIZADA A VÍCTIMAS

Otra circunstancia percibida por jueces y fiscales especializados en violencia de género es que durante el estado de alarma ha aumentado la atención personalizada por parte de la Policía a las víctimas, principalmente a través de llamadas telefónicas.

“Está habiendo muchas iniciativas para detectar los casos de violencia durante el confinamiento. Por ejemplo, la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género ha puesto en marcha un teléfono de Whatsapp donde la mujer puede comunicarse para recibir información e incluso asistencia psicológica”, explica la presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género.

“Hay muchas mujeres que necesitan primero prepararse psicológicamente antes de dar el paso de denunciar. Por otro lado, en algunas comunidades autónomas, al disponer de recursos asistenciales, están proporcionando a mujeres que necesitan una casa de acogida la posibilidad de alojarse en apartamentos turísticos o en hoteles, apoyando así a las víctimas”, añade.

Otra de las iniciativas puesta en marcha es la denominada “mascarilla 19“, ideada por el Instituto de Igualdad de Canarias en colaboración con dos colegios oficiales de farmacia de las islas, que se extendió rápidamente por distintas autonomías y ciudades

CANARIAS Y LA “MASCARILLA 19”

Consiste en que cuando una mujer víctima de violencia de género en su hogar corre el riesgo de ser agredida, basta con que al entrar en una farmacia pida “mascarilla 19” para advertir de la situación que atraviesa.

No obstante, para analizar con exactitud cómo ha incidido la crisis de la Covid-19 en el número de casos de violencia machista habrá que esperar un par de meses. El CGPJ, encargado de recabar la información de todos los juzgados de España, no dispondrá hasta junio de las cifras exactas sobre violencia machista durante este periodo.