Definición de la OMS de la discordancia de género

5 febrero, 2021

¿Qué es la 11ª Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11) de la OMS?

La undécima edición de la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud Relacionados (CIE-11)[1] es un documento que proporciona datos y vocabulario estandarizados para ayudar a diagnosticar y monitorear problemas de salud en todo el mundo. Incluye códigos revisados de la anterior versión, la CIE-10. Los profesionales de la salud utilizan el sistema internacional de códigos para clasificar una enfermedad o condición de salud para usos múltiples. Estos códigos revisados se espera que impacten en las provisiones de cuidado y financiamiento de la salud de los Estados.

La CIE-11 fue aprobada el 18 de junio de 2018 y entrará en vigor el 1 de enero de 2022 para reemplazar la anterior clasificación (la CIE-10), que está en vigor desde 1990. Por tanto, es importante señalar que en cualquier caso la CIE-11 no se encuentra en vigor todavía.

¿Qué dice la CIE-11 sobre la transexualidad?

La Clasificación Internacional de Enfermedades de la OMS de 2018 (CIE-11) continúa incluyendo la transexualidad en su articulado, aunque con un término diferente y bajo otro epígrafe que la anterior CIE de 1990: la CIE-11 extrae la “disforia de género” del “Capítulo sobre Trastornos Mentales y del Comportamiento”, pasando a llamarla “discordancia de género” y a situarla debajo de un epígrafe titulado “condiciones relativas a la salud sexual“.

Además, es importante subrayar que el articulado de la OMS sigue hablando la necesidad de un diagnóstico para determinar la “discordancia de género”. Igualmente, la OMS también señala que la discordancia de género, en el caso de su diagnóstico en la infancia, debe “haber persistido aproximadamente durante dos años”. Precisamente la Ley de 2007 actualmente vigente en España se refiere a un proceso de seguimiento de al menos dos años de duración que son necesarios antes de aceptar el cambio registral del sexo en los documentos.

La CIE-11 de la OMS también apunta: “Las variaciones en el comportamiento de género y las preferencias no son por sí solas una base para determinar el diagnóstico”. Esto es importante porque abunda en el hecho de que el diagnóstico requiere el máximo rigor y por tanto el mero comportamiento de la infancia y las personas adultas en contra de los roles convencionales de género no puede utilizarse para diagnosticar la discordancia de género.

También es relevante señalar que mientras que la 10ª Clasificación Internacional de Enfermedades, que entró en vigor en 1990, eliminó la homosexualidad de su articulado, la 11ª Clasificación continúa incluyendo la transexualidad en su articulado, aunque sea con el término “discordancia de género” y bajo otro epígrafe.

Definiciones de la “discordancia de género” en la CIE-11

Las definiciones de la OMS en la CIE-11 relativas a la discordancia de género se incluyen de forma literal a continuación:

  • Definición de discordancia de género[2]: La discordancia de género se caracteriza por una marcada y persistente discordancia entre el género experimentado de la persona y el sexo asignado. Las variaciones en el comportamiento de género y las preferencias no constituyen por sí solas la base para asignar los diagnósticos en este grupo.
  • Definición de discordancia de género en la adolescencia o adultez[3]: La discordancia de género en la adolescencia o adultez se caracteriza por una discordancia marcada y persistente entre el género experimentado por la persona y el sexo asignado, lo que a menudo conduce a un deseo de “transición” para vivir y ser aceptada como una persona del género experimentado, ya sea por medio de un tratamiento hormonal, intervención quirúrgica u otros servicios de salud, para que el cuerpo pueda alinearse, tanto como lo desee y en la medida de lo posible, con el género experimentado. El diagnóstico no se puede hacer antes del inicio de la pubertad. Las variaciones en el comportamiento de género y las preferencias no constituyen por sí solas una base para determinar el diagnóstico.
  • Definición de discordancia de género en la infancia[4]: La discordancia de género en la infancia se caracteriza por una discordancia marcada entre el género experimentado o expresado y el sexo asignado en niños prepúberes. Incluye un fuerte deseo de ser de un género diferente al del sexo asignado; una fuerte aversión por parte del niño a su anatomía sexual o a las características sexuales secundarias previstas, o un fuerte deseo por tener las características sexuales secundarias primarias o previstas que coinciden con el género experimentado; y juegos imaginarios, juguetes, juegos o actividades y compañeros de juego que son típicos del género experimentado en lugar de los del sexo asignado. La discordancia debe haber persistido aproximadamente durante dos años. Las variaciones en el comportamiento de género y las preferencias no son por sí solas una base para determinar el diagnóstico.

[1] Se puede consultar aquí: CIE-11 (who.int)

[2] Se puede consultar aquí: CIE-11 – Estadísticas de morbilidad y mortalidad (who.int)

[3] Se puede consultar aquí: CIE-11 – Estadísticas de morbilidad y mortalidad (who.int)

[4] Se puede consultar aquí: CIE-11 – Estadísticas de morbilidad y mortalidad (who.int)