Colectivos feministas critican a Igualdad por ignorarles al crear una Ley de Libertades Sexuales con “contenido sexista”

FUENTE: EUROPA PRESS

Piden ayuda al PSOE para no “retroceder” en igualdad real y reclaman la publicación del texto aprobado

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)
Colectivos feministas han criticado al Ministerio de Igualdad por ignorarlos en el proceso de creación de la Ley de Libertades Sexuales que el Gobierno aprobó este martes en Consejo de Ministros. Una norma que, según denuncian, tiene términos “antifeministas” y “contenido sexista”.

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas, Ana María Pérez del Campo, ha asegurado que está “furiosa” con la ministra Irene Montero, por no haber contado con algunas de las asociaciones “con más experiencia” en España en la defensa de los derechos de las mujeres.

“Si nos quiere tener enfrente, nos va a tener. Ella verá lo que quiere”, ha indicado Pérez del Campo, antes de tachar de “escandalazo” todo el proceso de creación de la ley, así como su contenido. “Yo este feminismo no lo conozco”, ha destacado, para lamentar que su contenido no contemple temas tan reivindicativos del movimiento como la gestación subrogada o la prostitución.

De hecho, ha explicado a Europa Press que esta norma le parece “un paso atrás” en materia de igualdad real y ha asegurado que los colectivos no “van a permitir un retroceso. “No me queda más remedio que lamentarlo seriamente y pedirle al PSOE ayuda para no retroceder”, ha apuntado.

AVANCES PERO SIN CONSENSO
También se ha mostrado “cercana” a los socialistas la portavoz de la Asociación de Mujeres Violadas, Tina Alarcón, que ha recordado como esta organización se reunió en “muchas ocasiones” con el Ejecutivo del entonces presidente socialista Felipe González, para reformar por primera vez la legislación sobre violencia sexual.

Para Alarcón, la Ley de Libertades Sexuales del Gobierno tiene avances, sobre todo en lo que se refiere a la reforma del Código Penal, al poner en el centro de los delitos sexuales el consentimiento de la víctima y no la existencia de violencia o intimidación, como actualmente. Además cree que se han “cerrado” mejor los supuestos ante la posibilidad de que los jueces siempre pueden tener varias interpretaciones de la ley.

Pero sí ha lamentado que no haya consensuado con ellas, que trabajan a “pie de obra” con las afectadas o que no se toquen otros temas como la gestación subrogada o la prostitución. “Deberían asumir todos los planteamientos del feminismo”, ha señalado antes de apuntar que en este tipo de cuestiones hay que ser “muy cuidadosos” y olvidarse de las “ideologías”.

Por su parte, la Alianza contra el borrado de las mujeres, entidad que tiene previsto hacer su presentación en España después del 8 de marzo, cree que la Ley de Violencias Sexuales tendrá “graves consecuencias” para las mujeres al sustituir el término ‘sexo’ por el de ‘identidad de género’ en su texto.

TERMINOLOGÍA DEL “BORRADO DE MUJERES”
Esta asociación advierte de que la ley “incorpora de forma casi clandestina artículos que de aprobarse, legalizaran conceptos cuya conceptualización no cuentan con la aceptación ni social ni académica y que nada aportan a dicha ley” y acusan al Ministerio de Igualdad de introducir de forma “intencionada” en la legislación española la terminología que califican de “borrado de las mujeres”.

“Nos encontramos ante una maniobra intolerable, no solo por el procedimiento, sino porque conceptos como la ‘autodeterminación’ del sexo, atentan gravemente contra los derechos de las mujeres”, explican.

Se refieren, en concreto, a la fusión de ‘sexo’ con ‘identidad de género’, lo que, a su juicio, conduce a que la recopilación de datos sobre la violencia contra las mujeres y niñas sean inexacta y engañosa ya que, en estas cifras deberá incluirse también a aquellos hombres que declaren sentir su identidad femenina.

“Queremos recordar al Gobierno que nacer con sexo femenino o masculino, (hembra o macho biológico), determina la posición estructural en el mundo y no es un dato indiferente respecto de las agresiones sexuales”, apuntan, pasa señalar que usar la Ley de Violencia Sexual para “la institucionalización de ideas” debe “poner en alerta a la sociedad española”.

APOYO DESDE REINO UNIDO
La portavoz de esta alianza, Paula Fraga, ha explicado a Europa Press que el concepto de identidad de género es “antifeminista” y “puede socavar los derechos de las mujeres” porque está basado en “estereotipos sexistas”.

Podría suponer, indica Fraga, que se le aplique un agravante de género o la ley de violencia machista a un hombre que se identifique como mujer. Como ejemplo, la portavoz de la alianza ha puesto el deporte femenino que, según ha indicado se “está destruyendo” en algunas categorías en donde “hombres que se identifican mujeres están rompiendo récords”, acabado con el trabajo de las mujeres durante años.

El mensaje enviado por esta asociación ha sido apoyado por la organización del Reino Unidos FiLiA, que ha reclamado una “discusión pública democrática y transparente sobre las implicaciones” de esta norma. Esta asociación ve con “preocupación” que la defensa de la identidad de género se intente “ocultar” en leyes “más populares” y, especialmente, en textos que abordan los derechos de mujeres y niñas.

“Es particularmente pernicioso intentar ocultar conceptos que van en detrimento de los derechos de las mujeres dentro de legislaciones sobre derechos de las mujeres”, ha denunciado FiLiA, que ha calificado la situación de “desconcertante” y ha llamado a las feministas de todo el mundo a trabajar en esta materia.

La denuncia de la Alianza contra el Borrado de las Mujeres, según explica el comunicado, llega tras acceder a un borrador de la Ley de Libertad Sexual, pero señalan que no han podido conocer el texto final. De hecho, ha criticado que esta norma aún no se haya hecho pública, como sí se ha hecho con la Ley de Educación, que se aprobó el mismo día y ya está colgada en la web de Moncloa. En este sentido, exigen que se dé a conocer la ley lo antes posible.

Sin embargo, hay una diferencia: la Ley de Educación es un proyecto de Ley ya remitido al Congreso para su tramitación parlamentaria, mientras que la Ley de Libertad Sexual es aún un anteproyecto que debe ser sometido a consulta de los órganos consultivos y volver al Consejo de Ministros para su aprobación como proyecto y su remisión a las Cortes.

En todo caso, también ha pedido que se haga público el texto la Asociación de Mujeres Juristas Themis, quien ha criticado que el equipo de Irene Montero sólo haya hecho algunas manifestaciones o hilos de Twitter sobre esta ley. “Esperamos a que se haga público para hacer las aportaciones u objeciones correspondientes”, ha indicado su presidenta María Ángeles Jaime de Pablo, quien ha recordado que en su organización hay mujeres especializadas en defensa de las víctimas de violencia machista.