Muere un bebé en Almería por una agresión de su padre

Un bebé de 45 días de edad ha fallecido este viernes en Níjar (Almería) víctima de una presunta agresión por la que la Guardia Civil busca al padre del pequeño, de 35 años, como presunto autor y que ha huido tras la denuncia.

La alcaldesa de Níjar, Esperanza Pérez, ha explicado que los hechos ocurrieron en el interior de una vivienda cercana a la fábrica de cartón de la empresa Onduspan, a unos dos kilómetros de la barriada de Campohermoso, en Níjar, propiedad de la abuela del menor.

Tras la denuncia de un particular, el bebé fue trasladado al consultorio de salud de Campohermoso, donde llegó muerto y con un fuerte golpe en la cabeza. La madre del pequeño, que fue quien llamó a la ambulancia, también fue atendida por contusiones y lesiones leves.

Los padres y el bebé son de origen marroquí y la agresión se ha producido en el transcurso de una pelea.

La alcaldesa del municipio, Esperanza Pérez, que se ha trasladado al lugar tras conocer la noticia, ha manifestado a los medios su “lamento profundo” por un “hecho de esta envergadura”, a la vez que ha llamado a la “prudencia” mientras se desarrolla la investigación.

Fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Almería han explicado a Efe que no existían denuncias previas por malos tratos, si bien desde el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) indican que “todo apunta” a que se trata de un caso de violencia de género.

El supuesto agresor, según han relatado varios vecinos, vivía en la vecina localidad de San Isidro, en Níjar, mientras que la mujer residía con el bebé en la vivienda de la abuela del pequeño, donde se han producido los hechos