La sección contra la Violencia sobre la Mujer de la Fiscalía de Valencia se persona en un asunto de publicidad sexista por los anuncios de Cementos La Unión

 

Tetas y bikinis para vender cemento

  • Por primera vez la sección contra la Violencia sobre la Mujer de la Fiscalía de Valencia se persona en un asunto de publicidad sexista por los anuncios de Cementos La Unión

 Fuente: El Mundo

Mujeres con grandes pechos practicando deporte como señuelo para vender cemento, sin complejos. El juzgado de lo Mercantil número 2 de Valencia llevará a juicio a la empresa Cementos La Unión, con sede en Riba-roja, tras una demanda por publicidad sexista que presentó el Instituto de la Mujer de Madrid en octubre. Por primera vez la sección contra la Violencia sobre la Mujer de la Fiscalía de Valencia será parte, junto a la sección de Mercantil, en un procedimiento abierto por publicidad sexista aprovechando la transversalidad que busca la ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, aclararon fuentes jurídicas. También se ha personado en el procedimiento la extinta Dirección General de Familia y Mujer por medio de la Abogacía de la Generalitat Valenciana.

Cementos La Unión ha recibido multitud de reclamaciones por publicidad ilícita sexista, al menos, desde el año 2005. Sus anuncios o participaciones en ferias del sector han sido muy polémicos por el uso que hace de las mujeres. La denuncia se basa en varios vídeos promocionales de cemento en el que las protagonistas son mujeres, atractivas, que lucen ropa deportiva o bikinis sin saber muy bien por qué. También utiliza el dibujo de una mujer, con grandes pechos pronunciados, para empaquetar sus productos. La cementera promociona una imagen esbelta de la mujer, las usa como gancho de placer del público masculino, que es al que va dirigido este tipo de productos que se emplean en la construcción.

En otro vídeo corporativo aparece una mujer con un escote pronunciado y material de obra, casco incluido.

El juzgado tiene el juicio fijado para octubre y en los últimos días ha impedido que asociaciones sin ánimo de lucro (Asociació Centre de Formació Escola de Ciutadania en Femení Maria Moliner, Mujeres Red Feminista de Derecho Constitucional, Dones de Xirivella en Acció, Asociación Usuarios de la Comunicación, Ciutadania i Comunicació y Intersindical Valenciana) comparezcan contra este caso de supuesta publicidad sexista. Las asociaciones que coordina el proyecto europeo Siamura -coordinado por la investigadora Inés Pérez Marín, de la facultad de Derecho Civil de la Universidad de las Islas Baleares- presentaron ayer un recurso de reposición ante la negativa del juzgado a personarse en el procedimiento.

El proyecto Siamura, que busca aunar diferentes puntos de vista acerca de la publicidad discriminatoria de la mujer, ha recurrido la decisión del juzgado al entender que denegó la personación de estas asociaciones, todas ellas con interés legítimo, basándose únicamente en la Ley General de Publicidad y sin aplicar la Ley de Competencia Desleal. Una norma que, según explicaron fuentes del colectivo, ampara la personación en estos casos al tratarse de un supuesto caso de publicidad ilícita pues discriminaría a la figura del hombre.

La ley contra la Violencia de Género legitima a la Fiscalía para ejercitar ante «los tribunales la acción de cesación de publicidad ilícita por utilizar en forma vejatoria la imagen de la mujer», en los términos que establece la ley General de Publicidad. De ahí que la sección de Violencia de Género haya dado un paso al frente contra esta cementera.