El Ministerio de Justicia no indemnizará a Ángela González, cuya hija fue asesinada por su padre maltratador

Angela González, junto a las fotos de su hija en una imagen de...

Fuente: El Mundo

El Ministerio de Justicia ha desestimado el recurso extraordinario de revisión interpuesto por las abogadas de Women’s Links en representación de Ángela González por el asesinato de su hija en 2003 a manos de su padre condenado por maltrato. La menor fue asesinada durante un régimen de visitas sin supervisión al que González se había opuesto reiteradamente.

Este recurso fue interpuesto contra una resolución del Ministerio de 2005 y, en cuya virtud se desestimaba un anterior recurso interpuesto frente a la resolución de 28 de julio de 2005 del mismo Ministerio quedesestimaba la reclamación de indemnización por responsabilidad patrimonial del Estado.

En este último recurso de revisión, las abogadas de Women’s Link aportaron un dictamen del Comité para la Eliminación y Discriminación contra la mujer de Naciones Unidas (CEDAW) en el que condenaba a España a “tomar medidas adecuadas y efectivas para que los antecedentes de violencia doméstica sean tenidos en cuenta en el momento de estipular los derechos de custodia y visita relativos a los hijos, y para que el ejercicio de los derechos de visita o custodia no pongan en peligro la seguridad de las víctimas de violencia, incluidos los hijos”.

En la resolución, el Ministerio de Justicia argumenta que este dictamen, en el que se reconoce “negligencia” y “fallo en la actuación de órganos e individuos de la administración de Justicia” no vincula al Estado español en cuanto a su cumplimiento. Además, subraya que el dictamen “no evidencia un error en la resolución recurrida”.

A esta resolución, podrá interponerse recurso contencioso-administrativo ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo de laAudiencia Nacional en el plazo de dos meses.

La madre, “indignada” pero seguirá luchando

Ángela González, dice sentirse “indignada” tras conocer que el Ministerio de Justicia ha rechazado indemnizara por estos hechos pero ha mostrado su intención de “seguir luchando”.

Así lo ha asegurado Viviana Waisman, presidenta de Women’s Link, organismo que reprobó la actuación del Estado español y le reclamó para la mujer “una indemnización integral y proporcional” a la gravedad de los hechos.

Waisman ha manifestado que van a seguir recurriendo a los tribunales españoles para solucionar esta situación. “Vamos a seguir luchando”, ha apuntado.

Para Waisman, el Estado “debería dejar de poner defensas” y ver estos informes y recomendaciones como “una oportunidad de mejorar el sistema”.La presidenta de Women’s Link tambien ha querido señalar que que países como Brasil, Perú, Bulgaria, Turquía y Hungría en los que el Cedaw ha emitido dictámenes, no sólo han cumplido con lo recomendado, sino que, además, han indemnizado a las demandantes.

“España debe cumplir con las recomendaciones del Cedaw”, ha aseverado Waisman.

Catalá: “No hay responsabilidad directa”

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha declarado este martes durante el acto de bienvenida al nuevo secretario general de laConferencia de Ministros de Justicia de los Países Iberoamericanos, que se trata de un hecho “absolutamente lamentable” pero ha precisado que ha quedado acreditado que “no hay responsabilidad directa por mal funcionamiento de la administración de Justicia”.

“Se produjo un hecho absolutamente lamentable, el fallecimiento de una menor, una situación absolutamente reprobable desde todo punto de vista posible. A partir de ahí había que determinar si hubo un mal funcionamiento por parte de la justicia o de la administración. No quedó acreditado y salimos adelante con ese procedimiento que ha determinado que no hay responsabilidad directa por el mal funcionamiento de la administración de justicia”, ha subrayado.

Así, ha insistido en que “no se puede generar una responsabilidad patrimonial cuando no hay concurrencia ni requisitos suficientes” pero ha añadido que eso “no quita” para expresar su “solidaridad” con Ángela Fernández ante esta “desgracia”.