Tres mujeres asesinadas en los últimos cuatro días

20131104_violencia_de_generoDurante los últimos cuatro días, cuatro mujeres han sido asesinadas a manos de sus parejas, ex parejas y amigos.

La primera fue una mujer, de 40 años de edad, asesinada por un disparo de “arma larga” de fuego, presuntamente a manos de su pareja, en la localidad lucense de Becerreá (Vigo).

La segunda,  fue asesinada por su amigo  a puñaladas y luego se quita la vida en Estepona. Dos amigas de los fallecidos vieron los cuerpos ensangrentados desde una ventana de la vivienda y avisaron a la policía.  La investigación baraja varias hipótesis, pero descarta la participación de terceras personas e, inicialmente, la violencia de género. Fuente: La Opinión de Málaga.

Como se está estudiando el caso, por lo que todavía no podemos asegurar que sea violencia de género.

 

Otra de las asesinadas, ha tenido lugar  en Fuengirola (Málaga), donde un hombre ha sido detenido por agentes del Cuerpo Nacional de Policía por la muerte de su pareja sentimental . La víctima, de origen danés y de algo más de 60 años, falleció tras caerse por unas escaleras este viernes por la tarde. Según fuentes cercanas a la investigación, la policía acudió al lugar de los hechos con el aviso de que podría tratarse de un accidente. Sin embargo, los agentes encontraron indicios en el escenario que les hicieron sospechar y que apuntan a un posible homicidio, por lo que arrestaron a la pareja de la víctima, que se encontraba en el domicilio. Fuente: El PaísEn Valencia, una mujer de 72 años ha aparecido asesinada en su domicilio de la calle José Benlliure del barrio del Cabanyal y su marido ha sido hallado en la habitación de al lado con heridas en las manos y ensangrentado. La Policía investiga si se trata de un caso de violencia de género. No constan denuncias previas de malos tratos en la pareja que, al parecer, estaba separada. El cuerpo de la víctima ha sido encontrado en el dormitorio con signos de estrangulamiento por el hijo del matrimonio, que había acudido a la vivienda a visitar a su madre y, al no contestar, derribó la puerta. En la habitación de al lado estaba el padre, en estado de shock y con heridas en las manos. Fuente: El Mundo