Becas de Soledad

 Fuente: El Mundo

  • La iniciativa, que arranca con una donación familiar de 125.000 euros, se destinará a estudios y atención psicológicaDesde 2013 hasta la semana pasada, los machistas han dejado huérfanas y huérfanos a 224 niñas, niños y mayores de edad. Fueron 76 en 2013, 92 en 2014 y 52 en 2015. Y van cinco en 2016. Aquí, en España, hay 224 hijos e hijas que tienen a su madre en el cementerio y a su padre en la cárcel -o en mucha menor medida, las tumbas de los suicidados– por culpa de la agresión de género extrema.

 Probablemente, estos dos centenares largos de descendientes quedarán marcados por una violencia incomprensible para ellos. ¿Cómo querer a papá si mató a mamá? ¿Qué hacer con los recuerdos, si hubo alguno bueno? ¿De qué forma se vive a partir de ahora?

 Muchos niños y niñas quedan al cuidado de familiares. Otros, en situaciones de desarraigo o soledad, son adoptados o tutelados por las Administraciones. Y los adultos que los cuidan tratan de que las vidas de los pequeños se sigan pareciendo lo más posible a las que tenían antes de tanta violencia. En ese afán, a veces hay que pagar el colegio, mantener el estudio, no perder comba. Ni en el patio, ni en clase. Seguir aprendiendo a vivir y a vivir aprendiendo. Y eso cuesta.

«No pudimos proteger a sus madres, pero sí podemos prestar nuestro apoyo para que las consecuencias de la violencia no trunquen el futuro de los hijos y las hijas de las mujeres asesinadas».

Éstas comillas significan dinero. Son ayudas para el desarrollo personal, el apoyo educativo y la reparación del daño a las víctimas vivas de la violencia de género asesina. Son becas.

Y son comillas dichas por un espíritu. El de Soledad Cazorla, que murió el año pasado con las botas de la Fiscalía de Sala contra la Violencia de Género puestas.

La familia de esta jurista combativa y deslenguada ha creado un fondo de becas de ayuda a huérfanos y huérfanas de mujeres asesinadas por violencia de género. Las ayudas están destinadas a «sufragar gastos relacionados con estudios universitarios» o, en el caso de menores de edad, «actividades de refuerzo educativo y apoyo psicológico».

Una de las obsesiones de Cazorla, que pasó una década al frente de los fiscales especializados en violencia machista, era la de «dar protección y apoyo» a los huérfanos de este crimen puertas adentro. Lo decía durante sus conferencias, en las reuniones políticas, mientras hablaba con la prensa y hasta cuando estaba en casa. Por eso ahora, su familia, pone en práctica su memoria: dinero para ayudar a los hijos rotos.

Este viernes, cuando Soledad Cazorla hubiera cumplido 61 años, será presentado en Madrid el Fondo de Becas Fiscal Soledad Cazorla Prieto. Con las palabras de quien era la pareja de Cazorla, Joaquín Tagar, y de la fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, nacerán en sociedad unas becas insólitas.

El Fondo, apoyado institucionalmente por la Fiscalía y la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género, arranca con una aportación de la familia de Soledad Cazorla que asciende a 125.000 euros, una donación que se hará efectiva a razón de 25.000 euros anuales durante los próximos cinco años. Los creadores esperan poder contar con nuevos donantes «que permitan la sostenibilidad del Fondo a largo plazo».

La Fundación Mujeres, especializada en programas sociales a favor de la igualdad y la erradicación de la violencia machista, coordinará la gestión del Fondo y pondrá a disposición de esta iniciativa la constitución del comité de selección -formado por familiares de Cazorla, el patronato de la propia Fundación y expertos en violencia de género- y una página web para la solicitud y concesión de las ayudas.

Cuenta la Fundación Mujeres que los donantes obtendrán «beneficios fiscales», contarán con la difusión de las actuaciones y podrán sentirse partícipes en una iniciativa «que cubre una necesidad real, con potencial transformador y resultados tangibles», que incluye el seguimiento de los casos, apenas un puñado de entre los números de los tres últimos años. 224.

 

Uso de cookies

Para poder ofrecer los servicios de la web: www.separadasydivorciadas.org y poder administrar la página, FEDERACIÓN DE ASOCIACIONES DE MUJERES SEPARADAS Y DIVORCIADAS (FAMSD) y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en dicha web, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Solo si nos autoriza a guardar las cookies en su ordenador, le será permitido navegar por la página web de FEDERACIÓN DE ASOCIACIONES DE MUJERES SEPARADAS Y DIVORCIADAS (FAMSD) y ver toda la información y servicios. Consulte la política de cookies pinchando en el el enlace. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.http://www.separadasydivorciadas.org/wordpress/?page_id=173 ACEPTAR

Aviso de cookies