Asociaciones de mujeres piden a los futuros gobiernos medidas anti crisis con perspectiva de género

la foto

Fuente: Telecinco

La Federación de Mujeres Progresistas, la Fundación Mujeres y la Federación de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas instan a los futuros responsables de los ayuntamientos y las comunidades autónomas a poner en práctica políticas sociales que reviertan cuanto antes los efectos de la crisis económica con perspectiva de género.

“Que piensen que la crisis ha golpeado de manera muy fuerte a las mujeres, el riesgo de pobreza y de exclusión para toda la población ataca a las mujeres con más dureza y que cualquier tipo de medidas que se diseñen tengan en cuenta esta perspectiva”, les pide la presidenta de Mujeres Progresistas, Yolanda Besteiro.

En declaraciones a Europa Press, ha incidido en que quienes finalmente tomen el poder tras las elecciones municipales y autonómicas deben tener en cuenta “cómo las políticas públicas afectan a las mujeres y cómo los recortes” impactan directamente sobre ellas. Reivindica un mayor esfuerzo en igualdad en el empleo y corresponsabilidad.

Para Besteiro, son medidas que hay que poner en marcha cuanto antes, porque “la ciudadanía no admite demoras”, así que “se requiere generosidad por parte de todos los actores implicados a la hora de llegar a acuerdos” y “a la hora de diseñar las prioridades, que deben ser la ciudadania y sus problemas más que los intereses partidistas”.

La presidenta de Fundación Mujeres, Marisa Soleto, apunta también a la urgencia de poner en marcha políticas sociales que reciertan la situación, en especial “los recortes en servicios sociales y en la prestación de servicios públicos sobre igualdad y contra la violencia de género” y recuerda a “las nuevas mayorías” que “en momentos de crisis no se puede perder” esta perspectiva de servicios públicos.

“Hemos visto que hay un retroceso por parte del partido que ha estado en la responsabilidad en la inmensa mayoría de las comunidades autónomas y los ayuntamientos y merece la pena destacar que la austeridad ha pasado una factura”, apunta Soleto, que insiste en la importancia de que se puedan recuperar las inversiones, especialmente en igualdad y violencia de género.

Desde Mujeres Separadas y Divorciadas, Ana María Pérez del Campo pone el acento en que “se ha conseguido dar un golpe de timón para volver a lo que verdaderamente es la democracia, que no es la simple representación de los elegidos por un pueblo, sino también su participación”, ya que a su juicio, “hasta ahora se venía entregando un cheque en blanco“.

“Espero que aquellos sectores de la sociedad más vulnerables, más olvidados o más apartados tomen esta vez la palabra y puedan salir adelante y se pueda acabar con la peor de las circunstancias que en una sociedad civilizada pueden existir, que es la violencia de género. Gobernar son políticas sociales, sino hay politicas sociales es inútil, todo lo demás es interés particular”, añade en declaraciones a Europa Press.

Pérez Del Campo lanza además un mensaje a las mujeres que en este nuevo reparto de poder van a ocupar puestos de responsabilidad, ya sean en comunidades autónomas o ayuntamientos. Dice que el hecho de ser mujer “no garantiza la honestidad, la igualdad, la justicia, la equidad o la preocupación por el otro” aunque tiene “confianza” en que sean valores que estén interiorizados y espera que “el poder no las transforme”.