26-j. organizaciones feministas piden a las mujeres que eviten con su voto la custodia compartida impuesta de Ciudadanos

 

Una veintena de organizaciones feministas han pedido a las mujeres que “eviten con su voto” el próximo día 26 el gobierno de partidos como Ciudadanos o el Partido Popular, pues consideran que defienden medidas que pretenden “una custodia compartida impuesta” de los menores cuando sus padres se separan.

En un comunicado, firmado por entidades como la Federación de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas, la Federación de Mujeres Progresistas, la Fundación Mujeres, el Foro de Madrid contra la Violencia a las Mujeres, la Unión de Asociaciones Familiares, la Federación de Asociaciones Madres Solteras y UGT Madrid, denuncian que la custodia compartida impuesta “no pasa de ser una forma más de maltrato para los hijos y las madres”.

“Si no hay un acuerdo libre y espontáneo entre los progenitores hablar de custodia compartida no pasa de ser una perversa utopía”, insisten.

El documento hace hincapié en “las graves consecuencias que para la vida en desarrollo de los menores representa el carácter imperativo del modelo de guarda y custodia” acerca de los hijos, “sean cuales sean las circunstancias de la ruptura familiar”, y alude a que “desde el inicio de la andadura de la Ley del divorcio” existe “la posibilidad de acordar conjuntamente la atribución de la custodia de los hijos”.

Asimismo, estas organizaciones de mujeres apuntan que la petición del partido de Albert Rivera es una “excepcionalidad” respecto de los 27 países europeos, pues “sólo siete tienen establecidas en sus legislaciones la referida custodia compartida y ninguno de ellos la legisla como una imposición judicial cuando existe oposición por parte de alguno de los miembros de la pareja”.

Por otra parte, las feministas indican que en la pasada campaña electoral del 20 de diciembre los políticos de Ciudadanos “se atrevieron con todo descaro a equiparar la universal violencia masculina contra las mujeres, que se cobra en España en atroces proporciones la vida de 60 a 80 mujeres y de cuatro a 11 niños al año, tratando de igualar en la práctica la misma violencia ejercida por la mujer hacia el hombre”.

Fuente; El Economista